lunes, 11 de febrero de 2019

De vuelta con el doctor González Meneses.

Rosario, la profe de Ale de la tarde, nos ha recomendado desde hace mucho tiempo darle a Ale pastillas para mejorar su concentración. Yo estoy un poco en contra de los químicos a no ser que sean absolutamente imprescindibles; pero ahora le va un poco regular en el cole y me lo estuve planteando.
Por ello pedimos cita con dismorfología genética. Cual fue nuestra sorpresa cuando nos dieron cita con el doctor González Meneses. Hacía un montón de años que no estaba él en el cuadro médico y parece que ahora ha vuelto.

Me dio mucha alegría verle porque demuestra mucho interés en todo lo que concierne a Ale y a sus vivencias. Ya tiene el peque 11 años y puede conversar de ciertas cosas directamente con él.

Lo pesó, lo midió, lo revisó de arriba a abajo. Nos mandó a un endocrino porque el niño está un poco pasado de peso y al tener dos cardiopatías en su corazón no es conveniente que acumule grasa.

Por otro lado yo le comenté la posibilidad de darle a Ale las pastillas. No solo no se opuso, si no que nos la recomendó. Le voy a dar Metilfenidato de 10 g por las mañanas y a medio día los días que va al cole de Rosario.

Después hemos ido a ver a la doctora Maya, a la cual Ale adora, y nos la ha recomendado de forma entusiasta.

Yo he ido a tutoría hace poco porque en el primer trimestre a Ale le quedaron 6 asignaturas. Nunca ha tenido tan malas calificaciones, ni siquiera cuando repitió de curso. He avisado en el cole que vamos a empezar con el tratamiento a ver si con esto mejora algo.

Las profesoras me han dicho que si es cierto que el niño tiene problemas de atención le calmará y si no los tiene se sobreexcitará...

Ya veremos...


martes, 9 de octubre de 2018

Empezamos en quinto.

Ale ya tiene 11 años y ha pasado a quinto curso. No entiendo del todo como hemos llegado aquí porque le cuesta responsabilizarse de sus tareas. Voy a pedir tutoría con la maestra que este año es nueva y no he hablado nunca con ella. Yo voy con muy buena disposición porque en todo momento confío en la profesionalidad de todos los maestros y en que ellos, al igual que yo, quieren lo mejor para Ale.

Él sigue, por supuesto, en el cole de Rosario, por las tardes, lunes y miércoles, dos horas cada día. No creo que se pueda desarrollar en un sitio mejor, confío en su profe Rosario al ciento por ciento. Ella también irá a hablar con la seño. Ya me contará que se dicen. Ella está muy interesada en la autonomía de Ale y en que sea él y solo él quien asuma la responsabilidad de sus tareas, de sus deberes y de sus estudios, aunque reciba ayuda, que por supuesto lo necesita.

Martes y jueves vamos los dos una hora al gimnasio. Hacemos crossfit. Nos apuntamos ahí porque era el único sitio donde nos daban clases a los dos a la misma hora. Fuimos un día a probar y a él le encanta. Alguna vez que yo no puedo ir él insiste en que le lleve. La profe, Vero, es también una chica muy cariñosa y hace buenas migas con el peque. Espero también que se adelgace allí un poquito. Tiene algún kilito de más.

Quiero que Alejandro tenga más autonomía y por eso hace algunas veces tareas de la casa. Mejor o peor pero él tiene que hacerlas. Lo mismo limpia un baño que limpiar el suelo con la fregona o nos ayuda a tender.


El curso pasado quizás no estuve todo lo pendiente que hay que estar con un chico de sus características pero este año lo vamos a "petar".




martes, 31 de enero de 2017

Paralisis facial.

Hoy me llamó Rosario, la profe de su cole de psicomotricidad y estimulación, para que fuera a recoger a Ale de su cole. Le veía algo raro en la cara. Fui y parecía que tenía una paralisis facial. Nos fuimos al hospital y allí nos dijeron que seguramente era provocado por una inflamación del nervio a su salida. Nos han mandado corticoides y que lo observemos unos días. Así que con ello estamos. No se sabe por que ha sido provocado ya que no se ha resfriado, ni ha tenido fiebre ni un catarro ni nada de nada.

Por otra parte, hoy estoy más animada en cuanto a los estudios. Vamos lento pero yo creo que vamos avanzando. Nos tomamos las cosas con calma pero somos constantes y espero que esto nos de algún buen resultado. Necesito buenas noticias.

martes, 24 de enero de 2017

La vida.

Ya no vamos al conservatorio, sin embargo las cosas no han mejorado demasiado. En el cole todo se complica y llegamos a un punto en el que me encuentro incapaz de hacerle comprender a Ale las materias que está dando. Repasamos una y otra vez y luego en clase no hay resultado que refleje nuestro esfuerzo. Es frustrante. No sé cómo solucionarlo pero claramente no está en mi mano.

martes, 27 de diciembre de 2016

Las notas.

Ya han pasado varias semanas después de que dejamos el conservatorio. La vida nos ha cambiado mucho y para mejor, al menos a mí.

Hemos recibido ya las notas. Como paradoja la única asignatura que le ha quedado a Ale es la de educación artística que une dibujo con música. No se si las demás materias no le quedan porque los profes quieren aprobarle para motivarle a seguir trabajando o son reales sus notas. Por una parte me alegro de que las haya aprobado pero por otra parte yo he presenciado la actitud de Ale delante de un exámen y es la de pasotismo total y absoluto; por ello dudo de lo que dicen las notas. He pedido a su profe Berni que nos veamos en tutoría al volver de las vacaciones.

De todas maneras Berni nos ha mandado al correo un informe para detallar las notas y como es de esperar no me gusta lo que he leído. En conclusión el peque debe leer más.

Por otra parte yo veo al peque más maduro. Comprende más las cosas y resuelve más sus problemas. Lástima que su profe no lo perciba.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Hay vida más allá del conservatorio.

Ya fui el lunes para hablar con Carmen, la profe de chelo e informé de que dejábamos las clases. Tras un periodo de duelo nos hemos dado cuenta, al menos yo (el peque hace con más o menos resistencia lo que yo le diga), que se puede vivir más allá del conservatorio. Dicen que a lo bueno es fácil acostumbrarse y como esto nos ha supuesto más libertad y menos trabajo y menos frustración, lo llevamos bastante bien o mejor dicho, yo lo llevo bastante bien. Ayer miércoles fue un dia en el que la tarde la echamos vagueando, cosa que no hacíamos hacia mucho tiempo y la verdad es que eso también lo llevo mal. Por ello, Esta mañana me he hecho un esquema con lo que voy a trabajar con Ale cada día.

El lunes tuve tutoría con Berni y me ha dado unas pautas muy claras y concisas de como trabajar con Ale. El peque falla mucho en expresión escrita y comprensión escrita, así como en habilidades sociales; en esto es en lo que debo poner el foco. Por otra parte me ha dicho que él prefiere que no realice los deberes si para él hacerlos es demasiado tedioso. Prefiere que yo se los repase y los hagamos oralmente y para motivarle a hacer tareas utilice otros herramientas, como por ejemplo el iPad. Por ello, el lunes Ale creo su propio blog con mi misma cuenta y le ha llamado Las ideas de Ale TJ. No ha terminado ninguna entrada pero el próximo dia lo hará.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Decisiones muy difíciles,

Llevo mucho tiempo mal, muy mal anímicamente y muy estresada por la cantidad de cosas que tenemos que hacer y por todo lo que tenemos que estudiar. Y muy frustrada por que nunca llegamos a hacer nada bien. Recibimos malas noticias del cole, notas de que no ha hecho los deberes o notas de que se nos ha olvidado algún material, en lenguaje musical nunca llegamos al nivel que nos piden y Ale recibe negativos que a mi me afectan. En clase de chelo tampoco alcanzamos el resultado esperado e incluso Rosario me pide que dediquemos tiempo a repasar la hora. Pero nosotros no tenemos tiempo ya para nada mas, yo no tengo mas tiempo ni tengo fuerzas para seguir con este ritmo. Hace mucho que vivo en un continuo estado de frustración y cada vez va a mas. Es como un cáncer que al principio me afectaba un poco y con el tiempo me esta consumiendo entera. Necesito tener tiempo y además pienso que a Ale no le gusta ni vamos a conseguir llegar mucho mas lejos en el conservatorio. Yo me paso la vida pensando que tengo que llegar a casa para estudiar con el peque y no hago nada mas. Siento que todo el mundo tira de mi y todo el mundo me exige algo y ademas quedo mal con todo el mundo porque nadie puede comprender que ya no tengo nada mas que dar, ni un segundo de mi tiempo ni un hueco en mi mente.Y creo que ya no puedo mas. Me siento incomprendida, frustrada y agotada, hundida y amargada.

Llevo mucho tiempo pensando y buscando porque me siento asi y que puedo hacer para tener otra actitud. He intentado mejorar mi interior, he intentado realizar pequeños cambios para ver si esto cambia pero no es asi y creo que he llegado a un punto intolerable. Por todo esto estoy pensando que debo quitar a Ale del conservatorio.

A el realmente no le gusta, le da mucho trabajo y lo que de verdad le hace feliz y lo que el desea es tocar el tambor, para lo que nunca hay tiempo a pesar de que le compre uno de verdad. Lo he hablado con el y esta contento con esta decisión. El lunes vamos a hablar con Carmen, la profe de chelo a ver que piensa ella.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Un inmenso cambio.

Tras un periodo de estres y algo de amargor, he recuperado el carácter optimista que creo que me caracterizaba. He hecho algunos cambios para ello porque en la vida dicen que si algo va mal y sigues la misma senda, todo va a continuar igual.

Por un lado estudiamos cada día un poco de cada cosa, pero me he quitado de la cabeza los plazos. Ya no quiero plazos en mi vida.. al menos no en lo que se refiere a Ale. Ayer, por ejemplo estuvimos estudiando teoría de la música, es algo bastante complejo a mi parecer. Simplemente repasamos un poco algunas cosas y leímos algunas partituras. Ya se le quedará a Ale en su mente... estos días.. esta semana.. o este mes.. o este año.. o el próximo.. o lo dejaremos de intentar y probaremos por otro camino.

Después yo ya decidí dejar de acudir con el peque a la clase de lenguaje musical con lo cual tengo una hora libre para hacer lo que yo quiera y me sienta genial.. aunque solo sea una hora, ha sido un cambio inmenso para mi estado anímico.


Por último y lo más importante..una de las cosas que más me frustan es la cantidad de horas que yo creo que dedicamos Ale y yo a su trabajo, a estudiar las asignaturas del cole, a hacer los tareas, a leer partituras, a estudiar música, a tocar el chelo, a ir y venir de cada una de las clases a las que asiste.. que son muchas y todo lo que recibimos como respuesta son: no ha hecho esto, no ha terminado aquello, se le ha olvidado este material, no sigue repasando aquello, no se sabe lo que le pregunto, le pongo un 4,85 y no le apruebo un éxamen, le pongo un negativo, etc.. Una y otra vez todo lo que percibo que recibimos de cada una de las personas que pasan por su vida es que no hacemos lo suficiente y que lo que hacemos no lo hacemos bien.

Pero ayer Carmen, la profe de chelo nos dio una bonita recompensa que a mí me hace inmensamente feliz porque necesito una palmadita en la espalda....de vez en cuando. Felicitó a Ale porque se había casi aprendido de memoria la partitura que nos dió el lunes..


Luego, al salir de la clase, el peque me dijo que le habían puesto un positivo en lenguaje musical..

Si me tocaran 100 millones de euros en la loteria no me podrían generar mayor satisfacción.